91 475 98 75
ART_VIRTUEMART_NOW_IN_YOUR_CART0
Total:0,00 €
Carrito de la compra vacío

 

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

Felices vacaciones y pasadlo bien sin que os pese

Publicado por en en Nutrición, actividad física y salud
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 1013
  • 1 Comentario
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

Aunque algunos ya habréis disfrutado el periodo vacacional, el verano es largo y antes de irme a disfrutarlo yo, quiero dejaros unos consejos para mantener “las formas” sin renunciar a ciertos placeres gastronómicos que ofrece esta época del año, como las cervecitas y tapas de las terrazas, los helados, los platos típicos de la zona de veraneo o simplemente, la maravillosa cocina de la madre o suegra que espera vuestra visita en su pueblo o ciudad para agasajaros convenientemente. Tampoco nos olvidemos de la siesta y el tumboneo que suele ir en muchos casos asociado a las vacaciones estivales.

Repasemos  las situaciones más frecuentes en vacaciones

Caso A

Vacaciones playeras: Hamaca, aperitivos, paellitas, pescaditos fritos u otras viandas según zona gastronómica, siesta, heladito por la tarde, cena de tapas o comida rápida. Lo normal en este supuesto son 2-4 kg de más (según duración del viaje) y no precisamente en el equipaje. Ya en casa, pesaje, soponcio, medidas drásticas para volver a la normalidad con pobres resultados, sobre todo, si hemos pasado la barrera de los 40 años; en general, muchos no habrán conseguido perder todo lo ganado antes de Navidad y … vuelta a empezar en enero, de esta forma, nos va quedando un remanente que a lo largo de unos años se convierte en una especie de mullida prótesis que rodea nuestro cuerpo por las zonas mas inconvenientes.

  Solución

DISFRUTAR DE LA COMIDA CON CONSCIENCIA Y AUMENTAR EL GASTO ENERGÉTICO CON ACTIVIDADES QUE RESULTEN AGRADABLES. Parece una verdad de Perogrullo de puro simple, aún así, aquí van algunos consejos:

 

  • No comer por comer: muchas veces se come sin apetito, porque van a tomar algo los demás o por no dejarlo en el plato o peor aún, por no decir que no. En estas situaciones, por favor, no comáis, hay ancestros que hay que desterrar, no se es maleducado por no querer ingerir si a uno no le apetece, es una barbaridad forzarse a comer por no dejar nada en el plato, hay algo peor que tirar comida y es tirarla dentro de uno mismo, hay que evitar un exceso de ración en el plato, tanto al comer en casa de la familia o amigos como al pedir en un restaurante y, naturalmente, si hablamos de comer en un buffet la mejor opción es visitarlo sin coger plato y después de hacer una selección mental, coger un plato , poner una porción tipo “tapita” de las cosas que más apetezcan hasta llenar algo más de la mitad y completar con ensalada.
  • No olvidar que el placer de comer termina al tragar, después viene el arrepentimiento (cosa absurda, ya que comer no es pecado), el sentirse lleno, tener una digestión pesada y todo, por haber comido más de lo necesario.
  • No es cuestión de privarse de un plato apetecible sino de controlar la ración, evitar picoteos innecesarios y si a pesar de todo una comida ha resultado copiosa, compensar el exceso ingiriendo menos en la siguiente.
  • Aumentar la actividad física tanto como sea posible: las vacaciones son un periodo de descanso, es verdad, sin embargo, estamos hechos para movernos y hoy, la mayoría, vivimos sentados. La playa, evitando las horas de más calor y con la protección solar e hidratación adecuada es un lugar excelente para hacer ejercicio físico, desde pasear por la arena mojada, nadar, meterse en el agua hasta la cintura y caminar venciendo la resistencia del agua, jugar con las palas, balón, etc.

Muchos estaréis pensando, “ a mí no me cuesta comérmelo, habría comido menos, pero ya que está, me lo tomo con gusto”, “está pagado, me lo tomo”, “un día es un día, ya lo bajaré cuando vuelva”. Error, hay que disfrutar de la comida pero comer solo lo necesario y la mejor manera de saber cuanto es necesario es comer despacio y saborear el bocado para dejar actuar los mecanismos de saciedad que funcionan a partir de unos 10 minutos de masticación

Si se hace siesta, procurar que no sea excesiva, buscar actividades que os gusten y requieran movimiento, seguro que encontráis alguna que sea de vuestro agrado, excursiones, cursillos deportivos, baile, etc.

En definitiva, la solución para evitar esos kilos que se pegan en las vacaciones playeras es regular el balance energético, es decir, adecuar el ingreso de energía a través de los alimentos al gasto mediante la actividad física y no se trata   de hacer restricciones alimentarias excesivas sino de ser muy generoso en el gasto físico, cuanto más, mejor.

 

Caso B

Viajes turísticos: en estos casos, las comidas suelen estar concertadas o se come sobre la marcha, la prioridad del viaje es visitar parajes, ciudades o monumentos, en este tipo de vacaciones no se suele aumentar de peso y ello es debido al aumento forzoso de actividad física que requiere el tipo de vacaciones elegido. Al volver a casa vemos con alegría que a pesar de habernos permitido ciertas licencias alimentarias no solo no hemos subido de peso sino que incluso podemos haber bajado unos gramos. Es entonces, cuando animados por este hecho seguimos permitiéndonos licencias sin el correspondiente gasto físico porque ya no nos obliga a ello la circunstancia y es ya de vuelta, en casa, cuando cogemos esos 2 kg de los que nos habíamos librado en vacaciones

 Solución

  • El haber experimentado alguna vez la situación anterior debería ser suficiente para caer en la cuenta de que no se trata de hacer restricciones permanentes o recurrir a dietas descabelladas para controlar el peso sino de comer razonablemente (ración ajustada y variada) y aumentar el gasto físico en la actividad diaria tanto como sea posible, no estoy hablando de gimnasio, deporte ni nada parecido, solo de más movimiento en la rutina habitual, invertir unos minutos en pensar como podemos ser más activos en la vida diaria (bajar antes del autobús, no ahorrar energía en las tareas de casa, limitar el tiempo de actividades que requieran silla , sillón, sofá, etc,) si además vamos al gimnasio y/o encontramos un deporte que nos guste e implicamos a mas personas, mejor que mejor.
  • No es suficiente hacer ejercicio una hora al día si pasamos el resto del tiempo sentados.

 

De nuevo hablamos de ajuste de balance energético, de ingreso y de gasto.

 

Caso C

Vacaciones en el pueblo: volver a encontrarnos con la familia y amigos de la infancia. Este supuesto es muy completo ya que cuenta con:

 

  • Comidas caseras en familia donde intentarán por todos los medios que quedemos satisfechos
  • Tapas y aperitivos con los amigos
  • Fiestas locales, donde se dispara habitualmente el consumo de alcohol
  • Aumento de actividad física, se sale a andar, muchos pueblos tienen estupendas cuestas que hacen su recorrido más favorable al gasto energético, se baila en las fiestas, se aprovecha para hacer arreglos en la casa , etc

 

En general, a la vuelta el aumento de peso es similar al caso A, a pesar de haber tenido más actividad física, esto sirve para que entendáis que no corren igual los kilómetros que las Calorías, de forma que aunque aumente la actividad física, si se dedica gran parte del día a la relación social asociada a la gastronomía no hay forma de compensar el ingreso con el gasto y más aún cuando se añade el consumo de alcohol al conjunto.

 Solución

  • Insistir en que no nos pongan una ración grande, nos sentimos igual de agasajados con una más pequeña.
  • Si se tapea antes de las comidas probablemente no necesitemos comer, no hay por qué hacerlo porque sea la costumbre y si estamos obligados por un compromiso, considerarlo a la hora del aperitivo y que este sea frugal
  • Si se ha comido mucho a pesar de todo, es decir, aperitivo y comida, no hay por qué hacer la comida siguiente (cena) aunque hayan pasado horas, eso no puede considerarse “saltarse una comida” ya que aún nos está alimentando la anterior, no hemos conseguido digerirla
  • Antes de empezar la ronda de cervecitas pedir un vaso de agua y quitarnos la sed, en caso contrario, la primera cerveza se tomará de un trago con ese fín.
  • Si haceis excursiones de senderismo, no os excedáis con las viandas que llevais, a menudo veo personas que para hacer una marcha de 10-15km llevan combustible como para hacer 50km, lo consumen todo y se extrañan de no bajar de peso a pesar de “la paliza” recordad que el hombre primitivo hacía una media de 18km diarios en busca de alimento con casi nada y nuestro genoma prácticamente no ha cambiado desde entonces.

Una vez más seguimos a vueltas con ajuste de balance energético, de igual forma que cuando planeamos las vacaciones vemos que dinero podemos gastar (y si no lo hacemos, mal vamos), debemos plantearnos comer conscientemente, sin dejar de disfrutar pero sin excesos y aumentar el gasto con actividades que nos sean agradables.

Si os encontrais en otro supuesto hacedme el comentario correspondiente y buscaremos la solución

Veremos que tal se os da este año. Felices vacaciones.

Por cierto, predicando con el ejemplo yo me voy de vacaciones a subir todas las piedras que se me pongan por delante y desde luego, pienso disfrutar con “consciencia” la gastronomía de la zona.

 Yolanda Pontes

 

Calificar el artículo:

Comentarios

  • Mercedes Cervero Martes, 04 Agosto 2015

    ¡¡Que exposición tan realista y divertida de una de las facetas mas buena/mala de las vacaciones!!
    Procuraremos interiorizar tus sabios consejos
    Como siempre,un placer leerte
    Merche

Deja tu comentario

Invitado Martes, 18 Diciembre 2018

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

¿Aceptas el uso de Cookies para este sitio?