91 475 98 75
ART_VIRTUEMART_NOW_IN_YOUR_CART0
Total:0,00 €
Carrito de la compra vacío

 

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

” DETOX” y otras epidemias

Publicado por en en Dietas mágicas o milagro
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 525
  • 1 Comentario
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

Cada año, incluso me atrevería a decir, en cada estación del año surgen dietas que prometen resultados extraordinarios, generalmente, aunque no en exclusiva, referidos a la pérdida de peso. Este año se han llevado” La Palma” las llamadas dietas détox. No me malinterpretéis, no estoy diciendo, ni mucho menos que no sea deseable eliminar toxinas de nuestro organismo, tanto las que ingresan del exterior como las que se producen dentro como consecuencia del propio funcionamiento del organismo humano. Vivimos en un mundo intoxicado, unas zonas más que otras, pero, al final, la contaminación generada por el ser humano llega a todas partes en cierto modo, es el precio que tenemos que pagar por vivir tan cómodos y tener de todo, pero no quiero irme por las ramas.

Volviendo a lo nuestro, que es la alimentación y como consecuencia de ella , el estado nutritivo, creo que deberíamos reflexionar antes de adoptar modas, sobre todo si pueden afectar a nuestra salud , antes de creer algo conviene saber quién lo dice o lo escribe, si habla de nutrición, al menos tendrá que tener autoridad para ello y para adquirirla, existe la formación específica correspondiente, no servirá que haya hecho una dieta y le haya ido muy bien o que cocine de maravilla o que sea famoso o muy entendido en otra materia , porque, lo más probable, en estos casos, por desconocimiento, es que se afirmen cosas que no tienen evidencia científica e incluso, si se ponen en práctica pueden resultar perjudiciales para la salud; me viene a la cabeza una vez más la frase del famoso investigador americano Jean Meyer “los que hablan de Nutrición no saben de nutrición y los que saben no hablan”, esta afirmación tiene más de 60 años, así que hablar sin saber, y más en el ámbito de la nutrición, no es nuevo como veis; es una pena que los científicos sean tan poco proclives a difundir su saber fuera de los ambientes académicos.

Por otro lado, la Nutrición, como ciencia reciente, apenas tiene 200 años, ofrece cada día nuevos descubrimientos, de manera que hay que estar preparados para ver caer dogmas que se tenían como verdades inapelables.

Con las reflexiones anteriores, quiero decir que hay que leer y oír lo que se dice en los medios de comunicación y en la calle, pero hay que prestar una atención especial a la procedencia de la fuente para discriminar la información útil de la desinformación. Esto tampoco significa que quienes académicamente estén capacitados para hablar estén en posesión de la verdad, hay que distinguir entre las verdades demostradas (al menos, a día de hoy) y las opiniones personales.

Dicho todo lo anterior, voy a la razón que me ha hecho escribir este post.

Me parece, y es una opinión personal, quizás porque me gusta comer, que teniendo piezas dentales para masticar es un sinsentido buscar la pérdida de peso o simplemente, la desoxidación ingiriendo preparados que no se mastican y con una presunta capacidad détox. Con lo bonito que es masticar, despacio y saboreando, eso sí que es un verdadero “saciante”. Si queréis dar un poco de paz a un sistema digestivo intoxicado por los malos hábitos y perder algo de peso, os diría que es una idea excelente acudir mayoritariamente al mundo vegetal a la hora de alimentaros, hay muchas formas de cocinarlos para que resulten atractivos y en crudo los platos pueden resultar la mar de coloristas y agradables. Pero, cuidado, no porque sean vegetales se deben consumir sin medida ni variación, en exceso nada es bueno, ni siquiera los vegetales, para empezar, nada escapa a la contaminación y para continuar, no sé si habéis oído hablar de la intolerancia a los FODMAP, hablaremos de ello otro día. Las intolerancias a alimentos, y esto, también es una opinión personal, no se producen solo por susceptibilidad del individuo, muchas se gestan en el exceso de consumo.

Como resumen

Detoxicar sí

¿Cómo?

-Consumo mayoritario y variado de alimentos vegetales masticados

-Moderación en la ración

-Buena hidratación para favorecer los mecanismos de eliminación

-Actividad física, cuanta más, mejor, no paréis de moveros, en el próximo post seré más explícita en este aspecto.

Hasta pronto

Yolanda Pontes

 

Calificar el artículo:

Comentarios

  • Yolanda Martes, 20 Septiembre 2016

    Muy interesante, Yolanda. Gracias por la información.

Deja tu comentario

Invitado Miércoles, 19 Diciembre 2018

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

¿Aceptas el uso de Cookies para este sitio?